La primera categoría que se refiere a los fabricantes que únicamente producen  ropa y el calzado en función de los pedidos  de sus clientes. Las nuevas colecciones son presentadas por las compañías en Showrooms o en desfiles de moda dos veces al año, durante la semana de la moda.Seis meses antes, algunas compañías hacen una presentación de la nueva colección de temporada; otras, muestran su mercancía con un año en adelanto. 

Por ejemplo, en Septiembre, algunos productores muestran su colección de primavera/verano mientras que otros, presentan la próxima colección de otoño/invierno. La mayoría de presentaciones y shows de las diferentes empresas tiene lugar en Milán, la capital de la moda italiana. Los clientes eligen sus artículos preferidos, tallas, colores, cantidades requeridas para  la colección que será expuesta en su Showroom o será presentada en el desfile de moda estacional, y así emitirán su pedido. Es decir, las compañías no venden artículos durante las presentaciones.

Antes de llevar a cabo los pedidos de los clientes, las empresas ofrecen a los compradores entre 1 y 2 semanas de tiempo tras la presentaciión de las colecciones para pagar un depósito del 30% (pago fraccionado) del importe total del pedido. Durante el periodo de producción, como prueba de que el pedido está siendo fabricado, se envía una factura con el importe del pedido, del cual se sustrae el 30% y es enviado a los compradores por adelantado, antes de enviar la mercancía.

El pedido completo es entregado a los clientes en varios envíos, empezando 3 meses antes de la nueva temporada de ventas, donde el 30% del precio de cada envío será sustraído respectivamente.

Muchas compañías no firman un contrato con el comprador si el importe del pedido es menor de 10.000€. Esta cantidad será importante para algunas de sus marcas más famosas.